Mi cachorro no come: ¿por qué y qué hacer?

La alimentación de los cachorros no es algo que se deba improvisar y, desde luego, no se debe tomar a la ligera. Es así: dependiendo de tu edad, peso y raza, tienes que seleccionar los productos adecuados.

La calidad de los alimentos es esencial para su salud y buen crecimiento. También es necesario respetar horarios precisos. Es mejor alimentarlo todos los días a la misma hora del día y después de su propia comida.

Sin embargo, es posible que su mascota ya no quiera comer. Hay varias razones para esta actitud. Tendremos que identificar la causa y encontrar la solución adecuada. Este artículo tiene por objeto presentarle estas diferentes razones potenciales y explicarle cómo tratarlas.

Mi cachorro no come: ¿por qué y qué hacer? 1

Este artículo ha sido revisado y validado para todos los consejos del sitio web Elclubdetumascota.es. Por lo tanto, todo el contenido puesto a su disposición está garantizado para ser justo, completo y, sobre todo, seguro para su cachorro/perro.

Razones que pueden hacer que un cachorro coma menos o incluso más

Cuando tu nuevo amigo de cuatro patas llegue a casa, pasará por un período de adaptación más o menos largo. Esto puede resultar en una dieta a la que no estaba acostumbrado hasta ahora.

Siéntase libre de preguntar a la granja o al antiguo maestro qué le estaban dando de comer. En cuyo caso puede utilizar el mismo producto.

El cachorro también puede dejar de comer por medio de «pruebas». Esto sucede a menudo en algunas razas más bien «caprichosas». En este caso, usted no debe ceder y normalmente, viendo que usted no reacciona, él debe reanudar una dieta normal.

Sin embargo, si continúa sin comer después de 2-3 días, entonces el problema probablemente esté en otra parte y usted probablemente tendrá que cambiar su método.

También puede ralentizar su dieta por otras razones: alimentos demasiado duros para sus dientes, una dieta no adaptada a su edad, peso y raza. Del mismo modo, algunos animales, cuando una gran parte de su crecimiento se ve afectada, pueden ralentizar su alimentación durante un período de tiempo debido a una disminución del apetito. Con el tiempo, volverán a una dieta normal.

Sin embargo, este cambio de actitud también puede indicar un problema más grave. Por ejemplo, el cachorro puede haberse tragado un objeto no comestible, tener dolor de estómago o de mandíbula, o tener otro problema.

Si usted nota una actitud anormal, una falta de forma física, o si después de varios días la situación no mejora, entonces usted debe ir a un veterinario tan pronto como sea posible.

No deje objetos tirados por ahí

Para evitar que tu cachorro muerda todo lo que encuentre y, sobre todo, los objetos cotidianos, tendrá que ponerlos fuera de su alcance. No dejes algunos accesorios por ahí como solías hacer hasta ahora. Esto evitará que los dañe y, sobre todo, que se lastime a sí mismo.

Si teme por su sofá, cortinas y otros artículos decorativos hechos de tela o cuero, asegúrese de protegerlos y cubrirlos o hacerlos inalcanzables.

Finalmente, la situación más peligrosa es aquella en la que tu cachorro comienza a morder los cables de alimentación. Esto representa un peligro real para él, ya que corre el riesgo de electrocutarse. La solución es esconder los cables detrás de los muebles y usar una cubierta para cables o un rodapié para cubrir tantos cables eléctricos como sea posible.

Es mejor hacerlo, incluso si su mascota nunca ha masticado los cables antes. Un accidente ocurre rápidamente y es mejor anticiparse.

Mi cachorro no come: ¿por qué y qué hacer? 2

Si quieres ir más allá en la comprensión y educación del cachorro, el entrenamiento creado por el sitio Wamiz te proporcionará respuestas detalladas y en vídeo accesibles directamente desde tu ordenador sin que tengas que romper tu alcancía.

Anímelo a comer

Vale, ¿pero cómo? Lo mejor que puedes hacer es no meter las narices en el tazón. Esto puede llevar a una situación estresante y es totalmente ineficaz. Por otro lado, la buena idea es comprarle alimentos adecuados y de calidad.

Luego, coloque el alimento en un recipiente, respetando las cantidades de acuerdo a su peso y edad. Otro cuenco junto a él debe contener agua para que pueda hidratarse. Deje siempre los dos cuencos en el mismo lugar para que entienda que es aquí donde debe venir a comer y permitirle que desarrolle un hábito.

Si tu cachorro no quiere comer sus croquetas, un truco es ablandarlas vertiendo una pequeña cantidad de agua caliente o una cucharada de aceite en ellas. A menudo esta solución es suficiente. Si este no es el caso, primero debe comprobar si se debe a la dieta o a un problema más grave.

Para averiguarlo, dale un trozo de pollo, les encanta esta carne. Si se lo come, es probable que su perro tenga caprichos. Lo mejor que puede hacer es depositar su ración de alimentos como de costumbre e ignorar sus caprichos. Si después de 2 a 3 días sigue sin comer normalmente, entonces debe ir a un veterinario.

Otra solución es desmenuzar un trozo de pollo que se mezclará con sus croquetas. También puede hacer esto vertiendo el jugo de la carne que ha cocinado en sus croquetas. Asegúrese de que este jugo no contenga salsa. Pero tenga cuidado, si añade sabor a su comida, se volverá aún más exigente.

Si no come el trozo de pollo que le diste, entonces el problema probablemente no esté relacionado con la comida. Solicite una cita con un veterinario para determinar la causa, también puede ser causada por el estrés.

Mi cachorro ya no come

Si su mascota realmente no come nada, lo primero que debe hacer es comprobar la causa del problema. Como se mencionó anteriormente, aliméntelo con un pedazo de pollo para ver si se lo come. Si no se come el trozo de carne, hay que llevarlo al veterinario.

Sin embargo, si se lo come, entonces es necesario cambiar el tipo de croquetas, o usar trucos desmenuzando el pollo en sus croquetas o vertiendo jugo de carne. Luego, cada día, se reducen las cantidades de pollo y jugo hasta que haya más o menos.

No come mucho

Si sigue comiendo, pero no come toda su ración, hay varias razones para ello: demasiada comida, menos requerimientos nutricionales debido a un crecimiento casi completo, una dieta que ya no es apropiada para su edad o peso, dolor que le impide comer más o ansiedad.

En el primer caso, es suficiente reducir la cantidad teniendo cuidado de seguir las cantidades prescritas según la raza y la edad.

En el segundo caso, espere, su mascota volverá a una dieta normal por sí sola. Compruebe que su comida está bien adaptada, ya que evoluciona según su edad. Si todavía no come mucho y usted nota una falta de forma física o pérdida de peso, entonces haga una cita con el veterinario.

No come y duerme mucho

Si nota que su mascota no está comiendo ni durmiendo más de lo habitual, comience por tomarle la temperatura. Normalmente, el termómetro debe mostrar entre 38°C y 38.5°C.

Si las técnicas mencionadas anteriormente para animarle a comer no funcionan mejor, acuda al veterinario.

No se come sus croquetas

Si notas que no quiere tocar sus croquetas, pero no le importa cuando le das un trozo de carne. O bien las croquetas no se adaptan a su raza y edad y habrá que cambiarlas, o bien hace «caprichos» y en este caso hay que dejar que se enfurruñe.

Viendo que no reaccionas, tendrá que comer y tragarse la croqueta. Esto sucede a menudo cuando está acostumbrado a otra forma de alimentación por su antiguo maestro. De hecho, puedes contactar a este último para averiguar qué le estaba dando de comer.

No come ni vomita

En este caso, la mejor solución es ir al veterinario lo antes posible. Un análisis de sangre debe ser suficiente para revelar el problema.

No come ni bebe

Una vez más, es mejor llevarlo al veterinario si se repite en cada comida y ha tenido cuidado de limpiar bien cada tazón con agua caliente antes de llenarlo.

No come por la mañana

¿Tu cachorro come por la mañana o muy poco? Hay varias razones para ello. Puede estar perdiendo sus dientes de leche y, por lo tanto, sentir más dolor por la mañana. Esto debería pasar.

También puede comer según su apetito. Es mejor revisar su peso regularmente para ver si está creciendo bien. Analice también su comportamiento para ver si nota algo inusual.

También revise si hay heces anormales. Si come bien por la noche y se mantiene en forma, normalmente sólo hay que tener paciencia. Si no, llévalo al veterinario.

Mi cachorro no come: ¿por qué y qué hacer? 2

Si su mascota no se está alimentando adecuadamente y desea más información sobre el tema, le invitamos a consultar la formación online de Wamiz, que le proporcionará soluciones clave a este problema.

Nuestros otros artículos que pueden ser de su interés….

Deja un comentario